viernes, 6 de diciembre de 2013

SIN ROPA

Con ropa somos dos desconocidos, al amparo de nuestros vestidos somos totalmente extraños e irreconocidos, los ojos ven hasta donde queremos ser vistos, somos misterio y sentimientos comprimidos, todo latiendo en el pecho esperando un alivio.  Entonces, cuando nos quitamos la ropa nos hacemos ovillo, somos tan reales y vivos, no hay secretos para devorarnos entre suspiros, nos transformamos en ese animal que alimentamos con caricias y besos escondidos. Desnudos de prejuicios nos entregamos en olvido, a esa piel ardiente en que apretamos los puños y a la par gemimos. Sí, nos hallamos desvestidos, porque con ropa no somos los mismos, sin esas ataduras volvemos hasta los rincones conocidos, donde no hay nada oculto porque sabemos los caminos, donde el vientre se hace fuego en dos cuerpos poseídos, porque sin ropa es cuando realmente estamos vivos.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

EN DONDE NOS EQUIVOCAMOS

En donde nos equivocamos, en que ruta del destino nos extraviamos y llegamos a esta gruta tan absurda, tan oculta de todo aquello que un día nos juramos. ¿Sería que nos confiamos? ¿Que la rutina de la vida nos fue alejando y sin darnos cuenta nos enfriamos hasta disiparnos?  Estamos seguros de habernos disfrutado, de haber reído y llorado bajo el mismo manto, de contarnos los secretos que nos traíamos guardados  y pasar noches en vela en los malabares de dos cuerpos antojados. Pero, ¿En qué nos malgastamos? Me revuelvo en tus palabras de un diciembre no olvidado y entonces me pregunto en el albor de la mañana, ¿cómo nos volvimos tan extraños?, ¿Por qué nos renunciamos? Pero entre más golpeó el pensamiento la respuestas no vienen volando y en el pecho desnudo de las armaduras de antaño se siguen anidando los anhelos de lo que hoy se halla tan lejano, de los besos complacientes que marcaron nuestros labios. ¿En dónde nos equivocamos? O simplemente nunca estuvimos destinados, para que luchar con la corriente, lo mejor es resignarnos, seguirnos conociendo como si nunca nos hubiéramos dejado, al final del tiempo, tal vez volvamos donde nos quedamos.    

martes, 26 de noviembre de 2013

NI TU CARNE NI TU CUERPO

No fue tu carne ni tu cuerpo, fue este amor traicionero, el fuego entre mi pecho que nuevamente me arrojó a la maraña de tu sexo, a ese dulce veneno donde se enredan mis sentimientos, donde no separo la lujuria del amor que siento, ahí, en ese instante sin tiempo, donde se cruzan nuestros cuerpos y no distingo la realidad del miedo, ese miedo que siento de volver al abismo de naufragios y retornos violentos que destrozan la calma que el tiempo va construyendo. No fue tu carne, no fue el deseo, fue el palpitar de mis adentros, fui cediendo. El tibio ceno se fue metiendo por entre cada silencio y sin más control de mi propio cielo fui cayendo en tu beso, en tus manos desvistiendo las fronteras construidas con las palabras de tus propios desprecios. No fue tu cuerpo, fue ese ardor que me dejaron los más bellos momentos, esos instantes que no logro desterrar del presente en que no te tengo, donde resumimos la existencia a estos breves encuentros, donde la voluntad no me alcanza porque en verdad te quiero. Luego fue tu carne, fue tu cuerpo, me bebí el anhelo, nos comimos en las ansias y hervimos entre fiebres porque  ya nos conocemos, quise negar tu cuerpo, pero las lenguas del deseo me fueron consumiendo, enredados en piruetas nos contemplamos desde nuestros reflejos, nos enceguecimos hasta fundirnos en una sola carne ardiendo y finalmente nos gritamos en silencio que nos seguimos queriendo, que nos vestimos de momento porque con el paso del tiempo consentiremos un nuevo encuentro. 

lunes, 11 de noviembre de 2013

ME DECLARO VENCIDO


Me declaro vencido, soy un corazón en el olvido, un recuerdo desteñido que se aleja de la luz que un día le dio su brillo. Me declaro vencido, es tiempo de volar lejos de este nido, batir las alas del alivio y recorrer largas distancias que me alejen de la sombra que persigo.

Me declaro dolorido, no es sencillo arrancarse el pecho y partir con las manos entre los bolsillos, sin palabras, sin haberse resistido. Me declaro vencido, ahora el tiempo debe ser mío, que al final te mire con los ojos de un amigo, pero  lejos, donde no escuche tus suspiros, donde cada roce de tu mano no sea la llama en que palpito y finalmente muera para haber nacido.

Me declaro vencido, este amor fue más fuerte que la voluntad de mis sentidos, que mi orgullo y mi dolor por lo sufrido. Me declaro vencido y para renacer en las cenizas de este amor marchito debo bañarme de tu olvido, alimentarme de tu ausencia y del adiós que bien adentro anido.

Me declaro vencido, ya no sigo pretendiendo ser mas fuerte que este pecho enrojecido, eres a quien amo pero no puedo estar contigo, por eso, entre mares secos y deseos reprimidos por un beso de tu cuerpo, simplemente me despido, me alejo de tu seno aunque hierva por yacer entre tu idilio.

Me declaro entero a este olvido y aunque duela al principio y broten rojas rosas de  la renuncia que yo mismo he consentido, las olas del tiempo me arrebatarán de esta orilla en la que he vivido, se llevarán tu nombre y entonces serás el más bello recuerdo que se quede conmigo y cuando finalmente te hayas ido, cuando te mire desde lejos, entonces entenderé que fui feliz de haberte conocido.

viernes, 27 de septiembre de 2013

QUE TRISTE

Qué triste esta tristeza de tristes desengaños, que triste es la ausencia de certeza de caerme en esos labios, tristeza de un abrazo tan absurdo y tan escaso, tristes porque cuando quisimos no lo deseamos y ahora que podemos de tanto amor nos marchitamos. El miedo sin embargo, anidado en este pecho de tantos desencantos, me niega austero la alegría y me sume en este mundo tan ingrato, ese filo de barranco donde tantas veces he saltado, pero sólo en pensamientos por que hasta el valor me has quitado. Qué triste ese lamento, no merece ser tan recordado, pero cada vez que encuentro la paz en unos ojos cerrados se me vuelan los tormentos de tus rojos labios, ese aroma de tus besos tan besados y la piel al descubierto de esa desnudez que me has negado. Qué tristeza que nos hayamos alejado, que no pertenezcamos el uno al otro y que no seamos más que un austero pasado, un presente un tanto extraño y un futuro tan lejano de tristes ojos cerrados.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

EL VENENO DE NOSOTROS

El veneno de tus besos derramado entre mis manos, ese amargo sereno de no tenerte entre mis brazos y el ardor de mi anhelo reposando en tu regazo,  me anclaron al pasado de esta arena de mares insensatos, este espacio de sueños borrascosos donde busco y no encuentro más que los despojos de ese amor que administraste a tus antojos por posar tus grandes ojos en lo ajeno de esos labios.  Luego con el pecho saciado del enojo y en el tormento de ese cielo tempestuoso, el dulce fuego de ese amor entre nosotros se volvió oscuro y envidioso, las palabras como espadas apuñalando el uno al otro, sin más escudo que las almas abrazando el dolor de ese final tan misterioso. Nos juntamos, nos odiamos, nos amamos en excesos pero siempre lejos de nosotros,  amantes ponzoñosos que no se resignan al olvido de un amor que se ahogó en su propio escombro, amarrados en adioses no avanzamos cuando todo cambio es provechoso, nos estancamos en presentes plagados de abandono y caricias lejanas de opacas noches disfrazando la verdad de nuestros ojos.

viernes, 20 de septiembre de 2013

AL ETERNO OLVIDO

Levantaré las alas y en el fuego de mi alma te irás marchitando, no por mi egoísmo o el odio que seguramente creerás que encarno, No,   es la justa ley para quienes han olvidado, aquellos que en traición se fueron apartando y sin temor a lo sufrido por un ser desprevenido, fueron rasgando el cielo con cada desprecio y argumentos insensatos. Cada palabra como puñal de doble filo, aseguró la herida perpetua que en lugar de derramar olvido, pretende amar al ser que empuñó su fatídico destino. Pero por mucho que este corazón te extrañe en las cenizas de lo que pudo haber sido, finalmente el dolor habrá desaparecido y lo que no hayas visto, en otros ojos no será desconocido y tal vez entiendas o simplemente nunca vuelvas sobre lo vivido, pero alcanzaré la certeza de haber sentido, de haber gritado con el pecho abierto y sangrado cada letra para pasar la página de este libro, una historia donde no me toques ni me alcances con memorias grises de una tormenta, que para mí, habrá pasado al eterno olvido.

RÍOS PROFUNDOS

Ríos profundos que cruzan el alma, espacios donde la piel aún sangra se van juntando en memorias que se creían lejanas, cómo duele la ausencia cuando todavía se extraña, que difícil despegarse de la vida que se creía amada y aunque que ya no ruedan las lágrimas en mejillas solitarias, la sal que fue derramada aún permanece rozando los labios de ese amargo que no se endulza con ajenas miradas. Tantos besos vacíos queriendo entrar en la cama, aquellos que seguramente en aquel ser se encarnan sin remordimientos ni pausas. Ríos profundos que cruzan el alma, fronteras absurdas yacen entre caricias apagadas, palabras discretas para no abrir ventanas en una compañía que a veces resulta un tanto vana. Ríos que sangran de miles palabras y ninguna se quedó graba, distancias cercanas pero solitarias y mientras nos embriagamos de excesos en la cama seguimos tan heridos como esa noche enlutada.

viernes, 13 de septiembre de 2013

TIBIO Y SILENCIO

Tibio y silencio, los ojos cerrados y la boca mojada mientras el barco encallaba en el horizonte de aquel lecho, se dobló en las ganas contra aquella espesa maraña y con su cara empapada gimió desde lo más hondo de su sexo.  Sintió la gruesa llama arrebatarle la soledad que yacía entre sábanas y mientras sus uñas se encarnaban le rasgó la piel de miradas perfiladas. Sus piernas tambaleaban y los puños apretaban las horas para que el ardor que le colmaba no se disipara, para beber el tiempo que tanto le hacía falta y rasgar ese deseo que desde la mañana al alba anhelaba. Tibio y sin más silencio el murmullo fue ganando la batalla, el encuentro se volvió palabra y se volcaron en las frases que tanto acostumbraban, las que definen las pericias de sus armas y se extienden sin frontera, sin reproche, con su repetida y deliciosa calma, con el dulce sabor del fuego en su cara y la respiración agitada de tanta guerra entre pieles que se mueren de ganas. Silencio, luego la calma, la marea baja y sólo una tibieza sobre el pecho y la espalda, la respiración apagada y entre sinceras miradas el sueño doblegando la voluntad en un instante donde no existe más  que dos cuerpos cansados, divinamente agotados que seguramente no se veran hasta una nueva mañana, un nuevo horizonte donde nuevamente les crezcan las ganas.

jueves, 12 de septiembre de 2013

INCERTIDUMBRE

Qué tan hondo hemos caído, a menudo la luz se me hace nudos y no escucho lo que digo, la voz que una vez gritaba se halla tan apagada por la incertidumbre que se enraíza cada madrugada, esa paralela mañana donde tu ausente presencia me acompaña en esta tierra lejana, donde tu amor es el único conocido y no reconozco más que antiguas miradas y rastros de lástima a la orilla de aquella barranca, ese rincón donde tus labios escondidas me invitan a lo más profundo de ese abismo, donde no hay retorno ni compromiso, ese espacio en el que mi pecho adolorido fue cayendo por no renunciar a lo que me fue negado por tu propio capricho. Ya nada es lo mismo, estamos sin estar y nos convencemos de que nos sentimos, yo creo la verdad de tu cuerpo desvestido y aquellos besos que tanto necesito, pero aun así no consigo la verdad de tu retorno sin sentido, porque ya mil veces lo dijiste “no te necesito”, ¿por qué no renunciamos cuando era lo debido?, que curioso sentido decidió atarnos a este barco sin rumbo fijo.  Que tonto es mi capricho, te recuerdo cuando ya te has ido, cuando estas sin estar porque tu mirada ya tiene otro destino en este rompecabezas en que nos hemos convertido.

martes, 3 de septiembre de 2013

Diversos

Se apaga la luz en un silencio profundo donde los ojos cerrados se ocultan ante el misterio de nuestros sueños. Tan dormidos estamos que no recordamos lo que en algún despertar vivimos, esa mañana con la fresca ventana y la luz rozando la cara dormida de tantas caricias nocturnas que se fueron ocultando ante miradas ajenas al pasar horas y horas sobre el frío de aquel cielo descubierto. Cuantos besos nos dimos y nos prometimos mientras ignoramos ese futuro incierto, ese camino que sin darnos cuenta fuimos transitando sin mas maletas que las del mismo olvido, siempre fue exquisito ese hermoso recorrido, ese espeso nudo de mansos sentimientos.

Luego nos miramos sorprendidos sin saber las palabras que explicaran aquel suceso, desbordados en sentidos nos hallamos por fin despiertos, cuantas lágrimas por lo que no tiene reverso, por luchar contra el destino con la armadura de una piel al descubierto, desnuda y sin mas escudos que el mismo cuerpo. Luego nos fuimos mintiendo, disfrazamos las palabras para no seguirnos hiriendo, para olvidar ese pasado tan negro y abrazarnos a un futuro que ni siquiera conocemos. Hicimos el intento, llegamos a este punto donde nada sabemos, donde nos miramos pero no nos vemos, donde no decimos lo que en realidad queremos mientras nos enredamos en nuevos sucesos, nuevos amaneceres al abrigo de esa soledad que nos contempla con su propio hielo, esperando un nuevo encuentro, que las cosas aunque no sean como antes, vuelvan a serlo.

martes, 30 de julio de 2013

EN QUÉ NOS HEMOS CONVERTIDO

En qué nos hemos convertido, en qué juego del destino nos hemos consumido que ninguno pronuncia las palabras. Éste silencio es espejismo, nos agotamos en suspiros y dejamos que el tiempo nos abrace sin sentir ningún alivio. Te dije que no volvieras a este nido, pero te empeñaste en regresar sabiendo que no sería definitivo. Qué mal es este que no podemos apartarnos y seguir por nuestros propios caminos. Te he dejado tantas veces, tengo mis motivos, lo sabes y por eso esa mirada de escepticismo me es tan indiferente como aquellos besos en medio de lágrimas y gemidos. Te dije que no volvieras, pero sabías que mi voluntad no era fuerte para cerrar la puerta ante tus ojos vivos, Te dije, pero no escuchabas, no nos oímos y terminamos enredados en esta maraña de excusas y absurdos encuentros escondidos. Mil veces me pregunto, en qué me he convertido, qué absurdo momento decidió que todo había concluido, que el primero sería el segundo y esa sería la sentencia que hiciera ovillo mis sentidos. Acepté las condiciones de ese amor desconocido, de ese nuevo pacto que en silencio nos hicimos, aquel que con miradas atamos y en medio de complicidades asentimos, decidí seguir a la sombra de un sentimiento que siempre desbordaba en egoísmo, sólo tú aceptabas ese destino, yo me rehusaba a ese cambio tan dolido pero las ganas nunca me alcanzaron para poner fin a ese pacto sin sentido. En qué nos hemos convertido?  

EN QUÉ NOS HEMOS CONVERTIDO

En qué nos hemos convertido, en qué juego del destino nos hemos consumido que ninguno pronuncia las palabras. Éste silencio es espejismo, nos agotamos en suspiros y dejamos que el tiempo nos abrace sin sentir ningún alivio. Te dije que no volvieras a este nido, pero te empeñaste en regresar sabiendo que no sería definitivo. Qué mal es este que no podemos apartarnos y seguir por nuestros propios caminos. Te he dejado tantas veces, tengo mis motivos, lo sabes y por eso esa mirada de escepticismo me es tan indiferente como aquellos besos en medio de lágrimas y gemidos. Te dije que no volvieras, pero sabías que mi voluntad no era fuerte para cerrar la puerta ante tus ojos vivos, Te dije, pero no escuchabas, no nos oímos y terminamos enredados en esta maraña de excusas y absurdos encuentros escondidos. Mil veces me pregunto, en qué me he convertido, qué absurdo momento decidió que todo había concluido, que el primero sería el segundo y esa sería la sentencia que hiciera ovillo mis sentidos. Acepté las condiciones de ese amor desconocido, de ese nuevo pacto que en silencio nos hicimos, aquel que con miradas atamos y en medio de complicidades asentimos, decidí seguir a la sombra de un sentimiento que siempre desbordaba en egoísmo, sólo tú aceptabas ese destino, yo me rehusaba a ese cambio tan dolido pero las ganas nunca me alcanzaron para poner fin a ese pacto sin sentido. En qué nos hemos convertido?  

jueves, 4 de julio de 2013

JUEVES

Golpeó su rostro y no pudo mirarlo. Un recuerdo tan amargo se le fue filtrando y el pasado fue pisada fuerte volviendo a vivir lo que había olvidado. Con el pecho encogido el corazón fue palpitando, tan fuerte que las heridas de antaño fueron sangrando, vestigios del dolor causado, señales confusas de que su alma anidó en silencio lo que la mente quiso enterrado. Que corazón tan terco, cómo es que no has sanado?, acaso el olvido no te toca y las paredes de lo que fue un día te siguen atormentando?. Que difícil renunciar a lo amado y mientras las memorias hacen eco al sonido de una lágrima resbalando, los suspiros son el testamento de que nada ha cambiado, le sigue amando y lo pronuncia una y otra vez  para seguir recordando, aunque es amargo el anhelo no puede evitarlo y después de ese trago aliñado con memorias de antaño, se recuesta cautivo a contemplar su llanto, no uno triste, sino ese de extrañarle tanto. 

miércoles, 3 de julio de 2013

MIERCOLES

Aquello tan seguro que tuviste entre las manos, se escapó como el humo y tus ojos no lo notaron, suave brisa brotando desde un pecho sangrado fue alejando aquel ser  tan amado,  cuantas veces las súplicas se volcaron en rechazos, cuantas lágrimas brotando hacia aquel suelo sucio y descarado, ¿Valió la pena haber llorado? Caíste en lo profundo de un mundo tan lejano, ese  sin retorno y de oscuros acabados, donde suplicando y suplicando te fuiste derrumbando en silencios y amargos cantos. Fue una noche aunque ya no quieras recordarlo, despertaste entre charcos brotando de un corazón hecho pedazos, sentiste el ardor entre tu pecho quebrado que no cesaba de pensar en lo que le había golpeado, sí, te dolió tanto y con las palabras en la garganta te fuiste quedando, se consumieron en silencios de oscuros cantos porque muchas veces los intentos se volvieron rechazos, esos que te fueron apabullando de amargas emociones y un presente pesado. Quisiste conservar el tiempo, pero ya se te había escapado, ¿cómo se detiene el ave que siempre ha volado?, se fue sin dejar sus pasos y seguramente te seguiré recordando con las cicatrices que no se han borrado, prueba de ese pasado ausente que sigo anhelando.

viernes, 28 de junio de 2013

LUNES

Atravesó la brevedad de una ciudad mientras su mente inquieta dibujaba siluetas de un deseo escarpado que pronto sería alcanzado al caer en sus labios. Al pisar nuevamente la tierra subió con las piernas descontroladas hasta el lugar más alto, donde una paciencia inquebrantable entregaba el fruto a esa espera interminable. Abrió la puerta y su corazón a medio explotarse cayó rendido al perfume de ese cuerpo ardiendo en deseo por besarle. Cerró los ojos para no mirarle y con el alma abierta empezó entregarse entre labios, manos y ropas que iban cediendo ante la desnudez de una noche inolvidable. Con la piel encendida, las lenguas quisieron apagar la fiebre recorriendo cada valle, dibujaron fronteras sin ceder a los rincones donde el deseo arde, amansaron estrechos senderos que serían reclamados más tarde y nuevamente cayeron rendidas al fundirse en una misma carne. Condujo su piel desvestida hasta aquel salón antes recorrido donde tantas noches vio su cuerpo doblarse, recordó aquellas paredes que entre silencio y silencio quisieron hablarle. Volvió sus ojos al cuerpo tendido que esperaba cautivo se entregase, aquel rostro perdido que nuevamente volvía a encontrarle y que hoy le llamaba para fundirse entre pieles y sexos clamando por tocarse. Abrió su ceno y el ardor de aquel fuego le fue consumiendo incesante, torció sus ojos al cielo en un vago intento por quejarse pero su cuerpo hundido renunció al exilio para finalmente entregarse. Sus piernas palpitantes olvidaron aquel dolor y un rojo prohibido fue la prueba de ese estrecho camino que ahora se abría por el asta enfurecida que volvía a reclamarle. Sintió el palpitar que se mecía y su mente enmudecida dio libertad al cuerpo que con gozo se movía sin más palabras que ese breve grito que no puede escucharse, suave melodía que marcó el lienzo que le cubría como recuerdo de una batalla vivida, del cansancio de su rostro hundido entre las sábanas y sus piernas apretadas por un calor del que no puede olvidarse. 

viernes, 7 de junio de 2013

SÍ, TE HUBIESE BESADO

Sí, te hubiese besado, pero con el sabor amargo entre las venas me habría quedado, no por rencor o por algún sentimiento extraño de esos vanos, no. Es algo más profundo que no puede ser explicado, un vacío oculto que se va enraizando por entre un pecho desnudo que ha sangrado. No; te habría besado, pero en realidad quería ser besado, ver nacer el deseo sin lanzarme en ruegos por un rose de tus labios, que no fueran mis ojos suplicando y buscando el tibio ardor que me ha quemado. Sí, te hubiese besado, porque sábelo, te sigo amando, pero de qué sirve el beso cuando no quiere ser dado, cuanto más ajeno más amargo, ya  mil veces  te había besado y sé el lenguaje de ese seno aunque quieras ocultarlo, conozco el beso sincero y el que por lástima es otorgado, ese beso con el que tantas veces me he mancillado por amor o por dolido, pero al final con toda la sinceridad de mis labios, porque aquellos besos tan salados salían de mi alma suplicando no ser olvidado. Si te hubiese besado seguramente cargaría el placer de ese fino latigazo, ese gozo momentáneo de volver a tu regazo, pero al final es mejor olvidarlo, para qué besar el beso que decidió partir a otros labios, la incertidumbre de volver a mirarlos es más dura que la brevedad en que puedo tocarlos. 

jueves, 6 de junio de 2013

LA BUSQUEDA

He de buscarte entre sueños, dormido, con la cara empañada de una sonrisa vivida, un beso besado y una caricia perdida entre promesas y destellos de lo que una vez vivimos. He de buscarte, por los rincones de un cuerpo donde no cesan los latidos, rincones escondidos gritando lo que mis labios tienen prohibido, escucha mis palabras, en verdad no te olvido, ¿si me arranco del pecho lo que siento como me mantengo vivo?.  He de buscarte, aun si me pierdo entre suspiros, tal vez la constancia logre lo que no pudo una lágrima a gritos. He de buscarte entre sueños, no me dejes en este olvido, te he buscado tanto que yo mismo me he perdido, ¿dónde está el retorno a ese mundo sencillo donde no existe ardor en el pecho ni amargos destinos?.  Ya no quiero buscarte, pero nuevamente me vuelco en estos sonidos, melancólicas llamadas revolviendo las cenizas de tu cuerpo rozando el mío, entonces otra vez me hallo sumido en este oscuro silencio donde no hay sueño y ya no estoy dormido, tan despierto que percibo la languidez de mi cuerpo contra las paredes y el piso frio. No debo buscarte, te marchaste, así lo has decidido, ¿entonces porqué las palabras se me vienen incontenibles por entre los rostros y los ojos hundidos no encuentran alivio?.......Cuanto tiempo tardará el olvido?

martes, 4 de junio de 2013

Un corazón en el olvido

El tiempo es tan esquivo, tantos días en los que ya no estás conmigo, tantas noches con ese frío metido entre los huesos desprovistos de tu abrigo, ya no te percibo, y de vez en cuando me hallo tan seco de palabras que no encuentro el camino que me regrese al instante donde me siento vivo.  Me haces falta, pero sé que no quieres escuchar lo que te digo, entonces callo fuertemente para evitar más distancias en un mundo en el que no encuentro sentido. Nos estamos perdiendo en este camino que hemos construido, promesas lejanas y un oscuro destino, senderos sin retorno y con olvido. El tiempo es tan esquivo, los besos tan dolidos y la voluntad tan débil para marchar lejos de este idilio, utopías donde siempre estás conmigo, pero el tiempo es un martirio, sigo esperando porque así me los has pedido y aun en la soledad de esta noche y la tristeza de una pena que debo cargar por un corazón que no sabe renunciar a un amor perdido, debo hallar un motivo para huir muy lejos de mi suplicio, amarte tanto sin ser correspondido. El tiempo y tu amor se me hacen tan esquivos.

miércoles, 29 de mayo de 2013

AMARGO

Amargo, sabor en su boca tan repentino y frio,
Ausencias y negras coincidencias en un mundo perdido,
Tan oscuro es el silencio, vació y lleno de miedos,
Lejanos horizontes de un gélido gemido.

Amargo, como los besos,
Esos trazos fríos, tibios por momentos,
Distancias inconclusas esperando tiempos,
Nuevas historias para arrancarse el pasado del pecho.

Amargo, con sangre entre sonrisas pintadas de tormento,
Con la impotencia de olvidar los encuentros,
Una renuncia pausada por el hilo de sentimientos
Un viento muerto de tanto esperar  lo que no ha vuelto.

Amargo, como un domingo de llanto y una noche sin cielo,
Como aquella despedida que se quedó en intentos,
Tantas veces partiendo entre senderos,
Promesas fallidas por tanto miedo.

Amargo, como su pecho
Ardor inclemente y un alma sin sueños,
Marchita por tanta ausencia y desprecio,
Amargo, como el veneno entre su sexo.

Amargo, lo dicho y lo hecho,
Añorando el día en que desaparezca la herida,
El hueco en el corazón sincero,
Amargo, aunque siga queriendo,
Solo es cuestión de tiempo.








jueves, 23 de mayo de 2013

COMPLEXIONES


Complicado es el pasado cuando vuelve como ola salvaje para arrebatarnos la calma de unos días tranquilos a la orilla de la cama. Tantas noches con las lágrimas rozando las ventanas y el sueño  despavorido esperando una llamada que finalmente nunca aparece y sólo atormenta nuestra alma. Esperamos pacientemente el momento en que el olvido haga el trabajo que los sentidos se niegan a realizar por temor o por martirio,  mientras vamos aprendiendo que aun cuando fuimos llamados  únicos y maravillosos con el tiempo aquellos ojos nos demuestran con enojo que no somos más que un cuerpo desgastado, ordinario y tedioso. Es el final detestado pero una realidad sin negros mantos ni oscuros reflejos, ahí es cuando caminas por el umbral de la puerta sin recuerdos ni sentimientos, cargando una derrota sobre hombros, tan pesada como la fatídica llamada en que pronunciaron esas palabras donde dijeron casi sin ganas que todo terminaba. Que duras las cruzadas para olvidar a quien tanto se  entraña, a quien se lleva en el alma con toda la pasión, por que el pasado como montaña enfurecida nos vierte los recuerdos, todos encima, evocando aquellas noches donde no hubo más que amor. 

domingo, 19 de mayo de 2013

CAE LLUVIA

Afuera cae la lluvia, seguramente lavará mi alma y mientras caminas entre sombras donde ya no te persigo, nos alejaremos tanto que ya no nos tropezaremos en el mismo camino. Cae lluvia, lava los sentimientos de este corazón partido, por entre las grietas de este amor en que aún sobrevivo cierra los dolores que me aquejan mientras creo estar vivo. No es sano este viaje que hemos emprendido y aunque no me arrepiento de haberme perdido contigo, quisiera marcharme, si es que entiendes lo que digo. Afuera cae lluvia, pero mientras escribo ya se ha ido, no queda ni una gota para liberarme de este idilio, nunca será suficiente la tormenta si finalmente no lo decido.

ENTRE PUERTAS CERRADAS


Una noche entre puertas cerradas, con la luz apagada y el reflejo de sus cuerpos rozando el cielo y la cama, se desnudaron para volver a ver sus pieles transpirando en batallas. De pie junto a las sábanas se besaron hasta enrojecer sus palabras y las manos traviesas les despojaron de la armadura pesada que por mucho tiempo les mantuvo a raya. Sin más armas que las de su propia desnudez y miradas se fueron enredando en ovillo de lenguas y brazas que quemaban sus rostros y cada parte de la habitación que les encerraba. Luego, de rodillas en la cama aquella alma que tanto le anhelaba sintió el fuego ardiendo en sus entrañas y soportando el dolor que al inicio le causaba fue cediendo el rincón prohibido que aquel amor de antaño tanto reclamaba. Con fuerza arremetía mientras las piernas colapsaban y los puños sujetando la cama se fueron liberando hasta aquel sexo ardiente donde los dedos anclados de ires y venires  frotaban magias prohibidas y placeres evocados de noches lejanas.  Con la espada atravesaba la carne de aquellas ganas y luego de empuñar el arma una y otra vez, fue liberada en fuego y alas, su cielo enrojecido fue sangrando por la espalda mientras su rostro se hundía entre las sábanas. Fue una noche entre paredes cerradas y con su sexo completamente vencido tomó la daga que le apuñalaba y atravesó su cuerpo de un éxtasis que no recordaba, un maná tan tibio y blando que entre ruegos suplicaba que la noche no terminara, que las cuatro paredes  se cerraran en un recuerdo de una gala dorada donde el cuerpo cautivo jamás se alejara. Una sola noche bastó para recordar porque le amaba, para arder en intensidad de un deseo que no se pronuncia en palabras, una noche entre puertas cerradas, donde no existen frases exactas, donde le faltan secretos para contar la batalla que libró sobre la cama, una noche, entre puertas cerradas.

PREMIO WORLDMAKERS DE ESCRITURA



PREMIO WORLDMAKERS DE ESCRITURA




UN NUEVO REGALO DE MAITE SEGURA

MI QUERIDA MAITE, ESTE PREMIO LO TOMARE COMO UN REGALO DE CUMPLEAÑOS. MUCHAS GRACIAS POR CONCEDERME ESTE PRIVILEGIO. Y EL HECHO DE QUE SOLO SEAN TRES PERSONAS LO HACE MUCHO MAS ESPECIAL.... GRACIAS POR TENERME EN CUENTA.

BUENO, AUNQUE SON TRES ESCRITORES A LOS QUE HAY QUE PREMIAR, POR AHORA QUIERO DARLE ESTE PREMIO A ALGUIEN QUE SIEMPRE ESTA COMPARTIENDO SUS ESCRITOS:

Juan Jerónimo González Malmierca




jueves, 16 de mayo de 2013

Entre sueños, dormido, escribo estas palabras

Se quedó con el pecho atorado de aquel beso rogado que mojó más que los labios dormidos y causó un temblor en las piernas que dominó el ardor entre el vientre y la espalda donde un pequeño suspiro detuvo en camino el blanco destino que ya se aproximaba. Torció los estribos y de rodillas al piso intentó controlar el gemido donde un silencio entre gritos hizo gala. Sus piernas cruzadas y la ausencia de una noche imaginada le fueron sacando sonrisas pintadas mientras planea cruzadas para anclarse al cuerpo que penetra sus entrañas. Se imagina el pecho desvestido y la espalda dorada recostada en las sábanas mientras mil lenguas le bañan de lujuria y deseo, de repente la piel se separa en tibias mareas por el temblor que sacude ese rincón que se aclama, oscuro silencio donde se hunden  los ojos perplejos mientras los labios recorren el secreto que entre sus piernas se halla. No dice nada, y un breve suspiro de su boca se escapa con el tibio reflejo de su otro vientre que le cobija en la cama.

miércoles, 15 de mayo de 2013

HE LUCHADO

He luchado, contra las palabras, contra aquella voz desesperada que no se calla y retumba en los adentros de un cuerpo que sigue siendo el templo para el silencio tus miradas. Nos miramos a la cara y nuestras miradas se cruzaron entre un café tan amargo como la nostalgia de una amistad que oculta al ser que ama. Quise decirte que te extrañaba, tal vez ya no importe porque al final no fui yo quien dijo que se marchaba, pero entre olvidos y rencores, entre sentimientos revolcados en la cama y que arrebatan el sueño con la pesadilla de tu piel desnuda y tan lejana, pretendí alejarme sabiendo que te amaba, esclavo del recuerdo el tiempo no pudo liberar a mi alma. Entonces fui manchando el papel con nuevas lágrimas como la última salida mientras me preguntaba cuanto más me doblegaba y en nombre de lo que decidí llamar “amor” fui descubriendo falsas calmas y lágrimas verdaderas rozando mi cara. No supe decir NO cuando más lo necesitaba, ahora el peso de esta angustia es puñal en mi garganta, amante de un delirio que me consume en llamas.

NOS TOCAMOS


Nos tocamos, sentimos el beso helado que poco a poco nos fue calentando, las manos jugaron y rodando se fueron dispersando por entre cada espacio del cuerpo añorado, tan rápidas para alcanzar lo anhelado, tan firme el deseo que entre labios y dedos se fue  derramando de una fiebre intensa que nos iba quemando el rostro por descubrir el pecado. Los ojos ocultos en la puerta espiando y el terror de una voz susurrando nos fueron indiferentes ante el calor que nos iba abrazando, pero con el corazón acelerado y casi consumiendo los cuerpos a bocados nos fuimos separando por aquel transeúnte descuidado. Aun traigo el fuego rozando mis labios y en la imaginación aquella promesa de tu rincón más anhelado, tu cuerpo doblado entre luces tenues con lenguas danzando mientras la tibieza del ceno profundo va cediendo al impulso de este cuerpo por yacer a tu costado. Con los puños apretados ver tu rostro doblegado en la maraña de sábanas y ese gesto dolorido con el que finalmente te vas entregando. 

viernes, 3 de mayo de 2013

NOSTALGIA


Me abandonan los sentidos, en el abismo retorcido de mi mente no concibo un instante más sin tus suspiros, no entiendes el dolor que me mantiene vivo, me sangra el pecho de tanto sentimiento reprimido y en las noches ya no encuentro alivio cuando mi mayor deseo era caer dormido. Este fuego está acabando conmigo, estamos tan lejos pero me mantengo cerca para hallar los vestigios de lo que pudo haber sido y mientras las lágrimas van haciendo su recorrido me siento tan pequeño y tan vacío. Estoy cansado de este juego tan sufrido, pero es el veneno que me mantiene en este mundo donde ya no estoy contigo y mientras sonríes a los ojos de un pasajero entrometido deseo partir a la lejanía donde me halle oculto de ti y las migajas de un amor desvanecido. Me abandonan los sentidos, pero con la última gota de cordura en medio de esta tormenta de malos entendidos comprendo y siento que es hora del alivio, levantar el ancla del puerto del olvido porque la espera sólo conduce a ese silencio amargo donde no hay consuelo, tan sólo una oscura tristeza sin sentido. Renuncio a las palabras, a escribir los lamentos de un corazón herido, firmo esta despedida para cerrar las heridas que me dejó aquel domingo y en la serenidad de una noche cualquiera abrir los ojos al infinito.

jueves, 2 de mayo de 2013

EN ESE MAR


En ese mar de angustias y sentimientos reprimidos, en ese oscuro valle de lejanos recorridos donde el amor es tan esquivo y distante, solo queda resignarse a un momento donde todo lo vivido se esparce entre recuerdos, entre senderos divididos que jamás vuelven a cruzarse por el mismo camino. Con el pecho retorcido y las entrañas hechas ovillo, va pasando el tiempo entre suspiros añorando aquello que de los dedos se fue desmoronando por tanto amor o por descuido, al final nunca entiendes los motivos. Tanto dolor en el alma, como un diluvio va barriendo las sensaciones de alivio, y esos días donde un saludo brilla entre pasillos no es más que el consuelo a instantes gloriosos antaño compartidos, ilusiones confusas para un corazón arañado de  besos marchitos. 

miércoles, 1 de mayo de 2013

MARTINA

Sólo mira por la ventana, con cara de ángel caído y la imaginación apabullada recorre el laberinto inerte de sus voces calladas donde pretende encontrarse con aquel pasado liviano que le regocija su alma. Martina tuerce sus manos y recita unas cuantas palabras – me queda todo y ya no me queda nada - , entonces el mundo se levanta y de a poco en colores se baña.

Su casa esquinera es modesta y un poco arrebatada, ruidosa por sí y por nada, pero con el mayor esmero de una dama Martina se levanta para acomodar lo poco que en la vida la acompaña, trebejos de antaño que parecen haber sobrevivido a mil batallas, negada a desprenderse de ellos pues cada uno cuenta una historia lejana, son los gritos de su memoria que la anclan al mismísimo suelo de esta tierra, que par su ser, es amarga. Empieza la diaria jornada, largas caminatas, no por gusto, sino por el peso en sus espaldas, aquella carga de preocupaciones que sólo aquejan a los que nacen desprotegidos y sin gracia, alimentarse, vestirse y otras cuantas banalidades que persiguen la mente humana.

Recorre las tiendas, - carnes, verduras, enlatados y de más para la semana- Martina se apresura a agarrar lo que puede y hace falta, no hay paso a la espera, otros la acompañan, tropieza con amigos que nunca dicen nada, todos callados y sumidos en un mundo que espanta, borroso y perdido en vapores de hiervas extrañas, soplos de amarillo trastorno que ennegrecen el alma. Martina recuerda que de aquella niña ya no queda sombra que a su lado vaya, la que jugaba con muñecas y se reía a carcajadas, de sonrisa impecable y sueños de hadas, la doctora, la enfermera, la ejecutiva agraciada, todo entre sus dedos se escurrió el día de la desgracia.

Era el 18 de mayo de un año perdido, los niños reían y el aire olía a ese verde espeso que conquista los rincones de los cuerpos adormecidos en la mañana, todo sol, toda ternura, se agitaba el día con los vapores del alba hasta que llegaron los que no se nombran, por terror o por presagiar desgracia. Era cientos y todos mataban, de repente sus manos gritaban tan fuerte que ensordecían al alma y los cuerpos caían anclados al suelo de pinceladas carmesí bajo el cielo gélido de tanta sombra y pena derramada.

Era como una peste, nada en pie quedaba, a hurtadillas los ojos incrédulos desde los escondites miraban, entonces cayó la lluvia como venda salvaje para cobijar aquellos instantes y hacer de su dolor no haber sido, recuerda Martina mientras las lágrimas se escapan de esos ojos negros y hundidos entre su cara.

Comienza el desfile por la montaña, con la vida desgarrada se arrastran por la vereda buscando tierras lejanas para esconder el amargo de sus días, pero cada paso es una sombra pesada, dejar lo vivido y empezar en la nada, buscar otra selva y encontrar una ya no tan verde como la añorada, la triste y desolada ciudad embriagada en su propia desgracia acoge a aquellos perdidos que sólo ocupan un lugar más en la calzada. Martina observa la inmensidad de aquello que no conocí y menos imaginaba, paredes enormes que se comen el cielo de una sola bocanada y ese ruido ensordecedor que nunca se calla.

Cae el sol y el día muere en el ocaso, el alba besa las mejillas de Martina y se levanta con la cara pintada por las sábanas, al abrir sus ojos cree ver su casa, un leve recuerdo aún la acompaña, pero la realidad le golpea y entiende que de aquello ya no quedó nada, que ahora vive en la esquina de una calle, es desplazada y además ignorada, por unos y por otros, por todos y por nada, que ha hecho Martina para ser invisible a los ojos del alba, no mucho, pero aun así es una voz callada, que gritaba pero todos corren para que se pierda en la nada, para no tener que ver la cara de aquella niña lejana, su hambre, tristeza y la ausencia de ganas.

Sí Martina, ya no tienes casa, es la esquina de una calle lejana, donde suplicas por una moneda que para otros no vale nada, sólo este cielo te acompaña, aun así una sonrisa se te escapa, es el recuerdo, ese que te alimenta el alma, entonces te sumerges en ese sopor en el que no sientes más que la lluvia resbalando en tu cara, te transportas a una tierra lejana donde tu voz se escucha, donde no eres ignorada. Martina se ha ido ¿Acaso no aprendiste nada?

lunes, 29 de abril de 2013

GRISES


La avalancha de recuerdos golpeó a la puerta de su alma, inquieta y con la luz apagada quiso aparentar que la casa se encontraba deshabitada, con la voz callada y una lágrima rozando la mejilla apretó su corazón con todas las ganas, hasta que aquella gota cristalina de sentimientos y añoranzas delató la vil mentira, aún le ama. No pudo ocultar la verdad que le acompaña, aquellos recuerdos de una piel sobre su cama, sobre el pecho desnudo y la piel helada, fueron más fuertes que la pared que se levanta. Tantas mañanas en la misma mesa con su rostro frente a su mirada, con el roce de la mano perdida entre caricias y palabras deslizando su fervor por entre ropas despojadas, noches enteras cabalgando la misma sinfonía, jinetes de un deseo compartido por cálidas praderas rondando hasta el rincón del olvido, hasta el último gemido mientras daban la batalla. La avalancha de recuerdos le transporta a una realidad falsa, un deseo desteñido por la espera y el silencio de unos labios que no dicen nada, aun así le extraña, los suspiros son la prueba de que el fuego no se apaga, que en su pecho arde cada instante a pesar del tiempo que tortuosamente les separa.


A veces resultan tan absurdas las palabras… qué sentido tienen si jamás te tocarán el alma

miércoles, 24 de abril de 2013

DIALOGOS


Camina, deja atas las heridas, aquellas marcas en la piel que te lastiman son el recuerdo de esa vida que jamás volverá a ser la misma, camina, no te quedes atrás donde todo se olvida, al frente está la verdadera alegría, aquel mundo incierto que te golpea el rostro con su fresca brisa, que te abre los brazos para que entres en su cálida bienvenida. Camina, tus pisadas cada vez más fuertes dejarán el peso de tu antigua suerte y serán tan livianas como tu nueva vida.

- - 

Es tan fácil cuando lo vez desde el otro lado de la orilla, mis pisadas son tan profundas que me hallo estancado en la arena de mis recuerdos y mis negros días, encuentras la luz por que no es tu alma la que se halla adolorida, pero ya no puedo caminar por la ruta que me muestras porque mi cuerpo está marchito y lleno de heridas, cada palabra y cada mirada entre puertas son un puñal que me sangra la vida. Aquí me quedo, hasta tragar la última gota de esta amarga melodía, una soledad tan profunda que dormita mis ganas de recorrer la senda prometida.

lunes, 22 de abril de 2013

NUESTRA CAMA


Te conocí en cada rincón, en cada silencio y mientras decíamos frases de sentimiento torcíamos nuestros cuerpos en ese mundo prohibido de nuestra cama, el terreno vacío de duras batallas donde cansados y escondidos bajo las sábanas observábamos los rostros hundidos de un cansancio prohibido pero que tanto disfrutabas.  Y mientras tu piel se desnudaba,  el resplandor de aquella espalda caída en sus propias ganas, cedía al intento de esta fuerza entre lenguas danzando en los rincones del alma. Luego en la fragilidad de la noche con los puños apretados mientras un –no- se quebraba en tu garganta, cedió el silencio a mi obscuro deseo, a mis ansias, aquél que aún respiro mientras escribo estas palabras, mientras contemplo la soledad de esta cama, un vasto mundo que sólo llena tu espalda, tu cuerpo y el ardor de tu piel blanca.   

domingo, 21 de abril de 2013

PREMIO DORADO PARA BLOGS DE ORO


                                   




     PREMIO DORADO PARA BLOGS DE ORO



Otro premio de mi querida Maite:
Maite Segura
http://maiteseguracampayo.blogspot.com/


Es realmente agradable recibir todos estos premios.... Es algo que te motiva a seguir escribiendo intentando llegar con palabras a los oídos de otras personas.

Aquí están los premiados, y por el maravilloso blog que tiene mi querida Maite será la primera:


Maite Segura
http://maiteseguracampayo.blogspot.com/


Gerard Foz Bosch
http://gerardfoz.blogspot.com.es/



Juan Jerónimo González 
http://sentimientosdelalma2.blogspot.com.es/



Isaías Medina López
http://letrasllaneras.blogspot.com.es


Cesar Augusto Jimenez
http://aprendizdemedium.blogspot.com

Como hasta ahora estoy conociendo blogs no tengo muchos para premiar... Pero en el camino seguiré leyendo y encontrando a quien otorgar los premios

PREMIO LIEBSTER BLOG



                                       

PREMIO LIEBSTER BLOG

Premio otorgado por:
Maite Segura

POESIA Y OTRAS PALABRAS



Una vez mas debo agradecer a Maite, quien me sigue otorgando premios... 

Este premio es para las siguientes personas de quienes poco a poco voy conociendo sus bellos escritos.

Maite Segura

Juan Jerónimo


Gerard Foz

Cesar Augusto Jimenez



viernes, 19 de abril de 2013

EL PERFUME DE TUS MANOS


No me he arrancado el perfume de tus manos, por muchos cuerpos que he besado tus labios siguen quemándome en deseo de besarlos, mil tropiezos he dado y entre cuerpos ocultos me he refugiado tratando de encontrar lo que tú has hallado. Pero me he cansado de buscarlo,  me he llenado de errores  y recuerdos amargos, la rabia me inunda de vez en cuando y la tristeza se hace grande al chocar entre sábanas con la espalda de aquellos seres extraños. Que vacío tan grande me has dejado, ¿Acaso me dijiste como llenarlo?. Así, con el aroma de tu sexo entre las manos me voy doblando hasta ese infinito desmedido donde abrir los ojos me resulta tan pesado, donde el sabor de la ausencia, aunque pasajero, no es tan fácil de tragarlo. No me he arrancado el perfume de tus manos y entre los sonidos de la música voy tratando de recordarlo, de saciar cada espacio hasta yacer de tanto anhelo evocado, de tantos besos y caricias dibujando mis costados, de tu esbelta espalda y nuestros brazos enlazados. Ya la música ha terminado y he bebido la última gota entre mis manos, sigo aquí, tan solitario. 

BEST BLOG AWARD


BEST BLOG AWARD


Nuevamente debo agradecer a Maite quien siempre está pendiente de darme estas alegrías. Como siempre debo disculparme porque no conozco 20 blogs para darles el premio, lo cual me parece un tanto penoso pero bueno, desafortunadamente no me queda mucho espacio para unirme y conocer muchos blogs. Siempre es una maravilla que alguien te de un premio.

Aqui están mis respuestas:

1. ¿Qué te gusta más cocinar: Postres o platos de cuchara?

Solo se hacer postre de limón, así que me inclino más por otros platos.       

2. ¿qué es lo más importante para ti en una persona: La personalidad o el físico?

Bueno sin duda alguna deben existir ciertas cosas físicas que te llamen la atención en alguien, pero también ese toque de personalidad que las haga mucho más llamativas

3. ¿Cuándo empezaste con el blog?

No recurdo la fecha exacta, pero no llevo mucho, solo unos cuatro o cinco meses

4. ¿quién fue la persona que te inspiró para empezar en este mundo?

En un viaje una amiga me dijo que escribiera un blog, que eso me ayudaría a salir de la depresión y me recomendó un libro para iniciar. Luego cuando empecé a escribir fui encontrando personas que iban comentando y me llenaban de alegría. Entre ellas la queridisima Maite. He encontrado otras personas maravillosas a través de este medio.

Pero cada escrito viene de la persona que más he amado, odiado, llorado y todos los sentimientos posibles que pueda experimentar un ser humano.

5. ¿Sueles seguir muchos blogs o te llegan los seguidores por otras personas que te han conocido?

No tengo ni idea como llegan los seguidores.. Pero la verdad es que no me queda tiempo para seguir Blogs, con el trabajo es algo complicado

6. ¿qué te gusta más, cocinar o que te cocinen?

Siempre les he cocinado, así que esta vez me gustaría que me preparen algo.... :)

7. ¿Comes en casa o en el trabajo?

En el trabajo en casa, donde me agarre el hambre.

8. ¿Sueles hacer recetas de verduras?

Me encantan las verduras, uno de mis platos favoritos...

9. ¿Cuál es tu mejor receta?

No se, pero creo que me quedan ricos los salteados

10. ¿Qué le pides a una persona para que sea tu amiga/o?

Nada, supongo que uno va entendiendose en el camino y ya

11.¿Cuál es la mejor película que has visto?

Vaya, esta está dificil .... Pero me encanta Ratatouille

jueves, 18 de abril de 2013

NO QUISE BESARTE

No quise besarte porque la rabia consumió mi deseo de amarte, no quise tocarte y tus manos pasaron quemando mi cuerpo como llama indomable, ese frio inquieto empezó a dominarme y por un instante quise flaquear y sobre tu pecho lanzarme. En lugar de eso tus ojos vieron el resplandor de mi espalda alejarse, paso a paso te fuiste quedando sin este cuerpo que ya tanto manchaste con caricias traídas de otras partes. Luego cuando caminaba libre por el sendero que me dejaste empecé a sentir el veneno de tus manos hirviendo en mi sangre, tragué mis pasos y regresé hasta el dulce tormento de tus carnes, por un instante sentí el alivio y la fiebre cedió al respirarte, al tocar aquellos labios sentí el calor de nuestra primera tarde, pero al final de aquel instante en oscuridad me fui derrumbando, con el dolor de un beso y el ardor de mirarte, con la herida más abierta cuando estaba a punto de cerrarse. 

YA NO SE COMO MIRARTE


Ya no sé cómo mirarte, que palabras decirte, que excusa inventarme ni el momento preciso para buscarte, ahora el tiempo es tan distante, cada preciso instante conspira tan amargo para alejarme, es lo mejor para al final sanarme, pero el dolor se abre y brota cada suspiro clamando no dejarte. Que absurdo, jamás podré olvidarte,  el vacío de esta ausencia me arde y esa paz se me hace tan fingida y cobarde. Entonces clamo por la presencia que me arranque los besos que me dejaste, que opaque los abrazos que amarran mi libertad y mis ganas de renunciar a esperarte. Es tan dura la tormenta cuando tus propios ojos niegan la luz que podría salvarte, que oscuridad tan profunda en este mar donde ya no hallo la felicidad de amarte, donde el abismo de mis propios temores me atormenta y me recuerda que ya es tarde, que el retorno no es opción en este mundo de sentimientos reciclables, que finalmente tú si me olvidaste.

martes, 9 de abril de 2013

I've tried


I’ve tried so hard, every time, every night, but you’re still on my mind,
So deep, so sad, I can’t hide all the pain I feel inside,
How could you leave, don’t you see me cry?
Now I feel the loneliness pulling me apart.

I’ve tried so hard, to reach the sky and see the light
But every time dark is the final land,
All this feelings are stones in my life
So heavy, I can’t stand

Now tell me, how can I get you out of my heart?
Open my eyes and believe it all was a lie
Then take the anger, hold my tongue
 And start to walk.

I’ve tried so hard, to reach the sky and see the light
But every time dark is the final land,
All this feelings are stones in my life
So heavy, I can’t stand

I’ve seen the beginning of the end,
But still a final prayer in this life
I wish you would come back,
Take away all the pain and forget the past. 

miércoles, 3 de abril de 2013

A veces


A veces te olvido, 
de vez en cuando ya no te recuerdo 
y no me importa que te hayas ido, 
de vez en cuando los demonios en que existo me atormentan 
y no me dan alivio. 

Casi un año recorrido, 
lágrimas en el piso por donde quiera que miro, 
angustias y desesperaciones con el tiempo han cedido, 
otras permanecen incólumes,
al abrigo de una esperanza que me mantiene en vilo. 

Cuanto tiempo ha de esperar el transeúnte cautivo, 
cuantas pisadas en la arena
para que se desvanezca la primera marca de mares y suspiros. 

Estas arañando las paredes y no me dejas partir hacia el olvido,  
me buscas en silencio 
y por entre paredes que no descifro por tanto martirio, 
no entiendo lo que quieres 
pero de seguro no es estar conmigo.

Entonces te pregunto amor mío, 
porque vuelves y me retienes en este doloroso idilio,
si mientras nos quitamos la ropa 
los dos sabemos que ya somos dos desconocidos.

lunes, 18 de marzo de 2013

SE BESARON EL ALMA

Entre sueños se besaron el alma y entre más se mojaba de ríos y montañas en sus piernas el fuego se avivaba, casi pudo sentir la piel tan anhelada, casi pudo tocar los labios rojos que entre su vientre caminos dibujaban. Sí, sus manos intensas se deslizaban y aunque sabía que soñaba el placer dominaba sus estribos y miradas, con las ganas atravesadas por la espada una y otra vez hasta el breve gemido anunciando la llegada. De repente aquel grito le despertaba, arrebatándole el instante donde no existía más nada, dos cuerpos yaciendo en la cama. Y al abrir los ojos observó sus puños contra las sábanas y su rostro hundido entre la almohada, con el anhelo de alcanzar el sueño para terminar la batalla, pero sus ojos rebeldes ya no se cerraban y así las pequeñas imágenes que le quedaban se fueron hundiendo en esa tierra lejana, esperando la noche para volver a la cama, esperando paciente encontrarle en sueños, ese lugar escondido de donde jamás le será arrebatada.

LLUVIA






Mientras la lluvia cae el arroyo de palabras y momentos corre bajo mis pies abandonando mis pisadas y mis pensamientos. Tan fuerte como el mar embravecido contemplo el silencio de tus miradas tan indiferentes y perdidas en un horizonte que sólo yace despejado para tus suspiros y tan negro como la noche de aquel fatídico domingo para este pecho adolorido. Mientras la lluvia cae quisiera abandonar lo que adentro late y se mantiene vivo, que la lluvia arrastre lo vivido y quedar tan vacío de tu perfume y de tu nombre que tantas mañanas me despierta en fiebres y delirios. Que al final de la tarde, cuando ya todo se haya ido mirarte con los ojos del olvido, entender que todo fue parte del destino y resignarme a esta soledad de todo nuestro idilio.