domingo, 27 de enero de 2013

ALEJATE

"Vienes a mí con esa cálida mirada, con tus manos tibias y pausadas para tomar mi cara y partir por la puerta como si no sintieras nada, ¿porqué te vuelcas sobre la tranquilidad que me acompaña esta mañana?, ¿porqué insistes en robarme la calma, acaso no recuerdas que fuiste tú quien decidió tirarme a la nada?, ¿acaso con esas mismas manos no te deslizas sobre nuevas sábanas?. Aléjate, ya no quiero más lágrimas, déjame sanar lejos, donde no me toquen tus palabras.