domingo, 27 de enero de 2013

GANAS

Tengo ganas de buscarte, de mirar a tus ojos y decirte lo que en mi pecho arde, pero recuerdo ese frío en tu sangre mientras mi corazón late y la ausencia de tu mente mientras mis palabras se pierden en el aire, entonces ya no quiero ni hablarte, sólo olvidar tu rostro y desaparecer de tu vida donde jamás puedas encontrarme.