lunes, 28 de enero de 2013

TRAICIONERA MAÑANA

Traicionera mañana que me trae el recuerdo de tus blancas sábanas desordenadas en la cama evocando la noche desmedida de dos cuerpos que se amaban. Traicionera madrugada que me despierta con tu nombre entre mis ganas y el deseo de rodar sobre tu espalda con lenguas de fuego hasta aquella lejanía. Tantas noches prometidas con tus carnes penetrando las mías y hoy apenas me queda el consuelo con un roce de tus dedos y la mirada escondida. Como anhelo penetrar en tus sueños y plantar entre tu pecho el sentimiento de otros días, volver hasta tu cielo y no sentir los días en que el destino me arrebató de tu vida.