miércoles, 29 de mayo de 2013

AMARGO

Amargo, sabor en su boca tan repentino y frio,
Ausencias y negras coincidencias en un mundo perdido,
Tan oscuro es el silencio, vació y lleno de miedos,
Lejanos horizontes de un gélido gemido.

Amargo, como los besos,
Esos trazos fríos, tibios por momentos,
Distancias inconclusas esperando tiempos,
Nuevas historias para arrancarse el pasado del pecho.

Amargo, con sangre entre sonrisas pintadas de tormento,
Con la impotencia de olvidar los encuentros,
Una renuncia pausada por el hilo de sentimientos
Un viento muerto de tanto esperar  lo que no ha vuelto.

Amargo, como un domingo de llanto y una noche sin cielo,
Como aquella despedida que se quedó en intentos,
Tantas veces partiendo entre senderos,
Promesas fallidas por tanto miedo.

Amargo, como su pecho
Ardor inclemente y un alma sin sueños,
Marchita por tanta ausencia y desprecio,
Amargo, como el veneno entre su sexo.

Amargo, lo dicho y lo hecho,
Añorando el día en que desaparezca la herida,
El hueco en el corazón sincero,
Amargo, aunque siga queriendo,
Solo es cuestión de tiempo.