jueves, 23 de mayo de 2013

COMPLEXIONES


Complicado es el pasado cuando vuelve como ola salvaje para arrebatarnos la calma de unos días tranquilos a la orilla de la cama. Tantas noches con las lágrimas rozando las ventanas y el sueño  despavorido esperando una llamada que finalmente nunca aparece y sólo atormenta nuestra alma. Esperamos pacientemente el momento en que el olvido haga el trabajo que los sentidos se niegan a realizar por temor o por martirio,  mientras vamos aprendiendo que aun cuando fuimos llamados  únicos y maravillosos con el tiempo aquellos ojos nos demuestran con enojo que no somos más que un cuerpo desgastado, ordinario y tedioso. Es el final detestado pero una realidad sin negros mantos ni oscuros reflejos, ahí es cuando caminas por el umbral de la puerta sin recuerdos ni sentimientos, cargando una derrota sobre hombros, tan pesada como la fatídica llamada en que pronunciaron esas palabras donde dijeron casi sin ganas que todo terminaba. Que duras las cruzadas para olvidar a quien tanto se  entraña, a quien se lleva en el alma con toda la pasión, por que el pasado como montaña enfurecida nos vierte los recuerdos, todos encima, evocando aquellas noches donde no hubo más que amor.