lunes, 11 de noviembre de 2013

ME DECLARO VENCIDO


Me declaro vencido, soy un corazón en el olvido, un recuerdo desteñido que se aleja de la luz que un día le dio su brillo. Me declaro vencido, es tiempo de volar lejos de este nido, batir las alas del alivio y recorrer largas distancias que me alejen de la sombra que persigo.

Me declaro dolorido, no es sencillo arrancarse el pecho y partir con las manos entre los bolsillos, sin palabras, sin haberse resistido. Me declaro vencido, ahora el tiempo debe ser mío, que al final te mire con los ojos de un amigo, pero  lejos, donde no escuche tus suspiros, donde cada roce de tu mano no sea la llama en que palpito y finalmente muera para haber nacido.

Me declaro vencido, este amor fue más fuerte que la voluntad de mis sentidos, que mi orgullo y mi dolor por lo sufrido. Me declaro vencido y para renacer en las cenizas de este amor marchito debo bañarme de tu olvido, alimentarme de tu ausencia y del adiós que bien adentro anido.

Me declaro vencido, ya no sigo pretendiendo ser mas fuerte que este pecho enrojecido, eres a quien amo pero no puedo estar contigo, por eso, entre mares secos y deseos reprimidos por un beso de tu cuerpo, simplemente me despido, me alejo de tu seno aunque hierva por yacer entre tu idilio.

Me declaro entero a este olvido y aunque duela al principio y broten rojas rosas de  la renuncia que yo mismo he consentido, las olas del tiempo me arrebatarán de esta orilla en la que he vivido, se llevarán tu nombre y entonces serás el más bello recuerdo que se quede conmigo y cuando finalmente te hayas ido, cuando te mire desde lejos, entonces entenderé que fui feliz de haberte conocido.