viernes, 24 de enero de 2014

RECONCILIACIÓN

Esa forma visceral de amar te llevará al rincón más oscuro de tu alma,
Ese estado lamentable que deja la partida de ese ser que amas.
Pero ya has probado  de esas sales amargas,
Sabes el dolor que se fragua,
Y has decidido lanzar las manos al fuego del mismo amor que te dio la espalda.

Ni siquiera sabes lo que pasará mañana,
Pero esa incertidumbre en el pecho ya no te roba la calma,
Y aun sabiendo la ligereza que han mostrado las palabras
Te empeñas en abrirle tus alas,  

No te arrepientes, lo noto en tu mirada
Hierves por dentro de la felicidad que se encarna,
Ardes de fuego con la sola posibilidad vana,
Con el mero augurio de que volverá a tu cama,

En verdad le amas? En verdad le amas,
Son los juegos de palabras, no sabes si le tienes,
No sabes si se marcha,
Solo la promesa de verle cada mañana, una sonrisa, un café de madrugada,

Suficiente para mantener la llama en un pecho libre de ese pasado que amarga.