miércoles, 29 de junio de 2016

Nos volveremos a ver?

Nos volveremos a ver?
Escribiremos historias juntos como antaño?
Tan lejos estamos,
ni un beso o el roce de la mano,
pensamientos que van pasando,
pasados atiborrados en los rincones donde nos dejamos.

Por eso te sigo escribiendo,
para no convertirnos completamente en extraños,
porque la voluntad no me alcanza para soportarlo,
para tragarme este ardor que me sigue sangrando,
esta ausencia que no termina de llenarse con las bastedades de la vida que permanece avanzando.

Sigo escribiendo,
como si fuera a lograrlo,
como llegando entre caminos cruzados donde volveremos a encontrarnos,
fuera de mis sueños porque los besos son tan abstractos,
allí donde me acaricias sin estar a mi lado,

despertando una y otra  vez para seguirnos abandonando.

miércoles, 22 de junio de 2016

Porque amarte es mi delirio/.


No soy un monstruo, es la piel en que habito, este sueño perdido entre sombras y abismos, pasajes indescifrables de un camino torcido como mi destino. También he mentido, susurrado al viento sentimientos jamás vividos sólo por amansar una verdad necesaria a otros oídos. Que dolorosa es la realidad de los dolidos, cantando cuentos como si olvidar fuera prometido, como besándome de suavidad y ternura mientras me mira y me abandona; ya sin consuelos, ya sin palabras, sólo un eco ahogándose entre montañas distantes, paredes lejanas de un retrato que seguirá colgando en mi pecho recordando que te he perdido. A caso este oscuro vicio tiene sentido?, esta melodía martillando amores marchitos, lamiendo las heridas para que el dolor se trague el regocijo. Una última gota, es todo lo que pido, que esta oscuridad que no se agota me consuma y me abrace con todos sus delirios, me entrego, acepto la debilidad de este corazón que sabe amar todo aquello que le será prohibido, tus besos, tu sexo, aunque arda todo el cuerpo y el dolor me mire sonriente, sin protestas, por que así lo hemos decidido. No soy un monstruo, necesito tiempo sólo por que estoy perdido, como  tantos, como ninguno, como aquellos perdidos entre mis páginas, mis amigos, mis demonios, la incertidumbre en que me escribo.

Porque amarte es mi delirio.

martes, 14 de junio de 2016

Egoísta

He sido egoísta por pensar que sólo yo puedo quererte, 
que tengo el derecho de tenerte sin aviso y sin contrato, 
que sólo yo puedo darte ese amor tan verdadero, 
el más puro y sincero que jamás hayas tocado. 

Son verdades dolorosas ver que todo fue parte de mi ego, 
que el amor es un misterio que te hiere cuando toca,
que afuera en este mundo todos sufren la derrota. 
Fueron años sinceros, así pretendo verlos, 
el momento de entregamos todo sin reclamos o arrepentimientos, 
bebiéndonos cada día como si fuera el primero sin que nos bastara el tiempo.

Pero como todos los buenos encuentros el final es verdadero 
y la sentencia inconsolable para el que enfrenta la derrota. 
No te culpo por ese amor que se moría, 
porque con la misma honestidad del primer té amo, también llegó la despedida ,
que sería del amor sin las alas en que habita, 
sin la libertad de rendir el corazón ante una nueva brisa.

Mientras tanto se resiste la vida al abrazo del olvido, 
avanzando los días hacia un nuevo beso, 
otro abismo, 

por que donde hay amor el dolor siempre será el mismo