miércoles, 13 de julio de 2016

Algún día...

Amor mío, una nueva carta para no olvidarte, tus besos, tu cuerpo y todo tu ser.  
Para mojar mi boca en la tinta de tus labios y marcar estas tristes letras en papel; 
aquí, desde este muelle,           
recordando esa sonrisa tentadora que tanto me ha hecho padecer#. 

Han sido días opacos, días escasos, 
oscurecidos por ese ausentismo tuyo en que no dejo de alumbrarme y hallarme sorprendido; 
!me ha llegado la noticia! -por eso la letra torcida-, 
sé que  el amor en ti ha hechizado a otra vida,
primaveras alejando las arenas de esta soledad marchita.
Una lucha merecida; imposible es no amarte, tremenda cobardía.


Disculparás entonces esta insistencia día a día, 
pero bien sabrás que me atrapé entre tus besos 
y colgado de tus últimas palabras en silencio,
fui descendiendo hasta el cielo de tu pecho 
donde me hallo perdido entre escasas melodías. 



Fueros las memorias alegrías y 
al escuchar los fuegos traspasar las fronteras de todos los tiempos 
la sonrisa se hizo poesía en este rostro de mentiras. 
Es hora entonces de una nueva despedida, 
cerrar estas páginas de tintas esparcidas donde el olvido es sólo un cuento y los miedos travesías. Te digo adiós amada mía y aunque nunca leerás mi carta por esta indecisión  que me palpita, quisiera abrazar la posibilidad, -un poco de utopía-, de que me piensas…….

....algún día.