viernes, 5 de agosto de 2016

Yo te sueño....


MI QUERIDA HELENA

Mi querida Helena,
he de disculparme por la mirada atrevida del otro día,
pero he de confesarle que no he podido evitar palparla con el alma, con la fiebre que me ardía. 
Estaba Usted tan bonita, tan discreta y secretamente atrevida 
y aunque como recatada dama me refute la poesía,
sé que desde aquella mesa me observaba 
con la misma intención 
que yo la veía.